Adicciones

Juego patológico o ludopatía

Especialistas en juego patológico o ludopatía.
Contacta y te asesoraremos...

En CAT Barcelona tratamos terapéuticamente todos los problemas relacionados con el juego patológico, que consiste en el afán desmedido, incontrolado y recurrente por jugar.

CONTACTA
En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal le informamos que, mediante la cumplimentación del presente formulario, sus datos personales quedarán incorporados y serán tratados en los ficheros de MAS TABA S.L., con el fin de poderle prestar los servicios solicitados, así como para mantenerle informado, incluso por medios electrónicos, de los productos y servicios ofrecidos por CAT/Barcelona. Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal en info@cat-barcelona.com o en c/ Anglí nº 54 08017 Barcelona.

Preguntas frecuentes sobre juego patológico o ludopatía:

¿Qué es el Juego Patológico o Ludopatía?

Es importante tener un concepto claro y sencillo para poder describir lo que es y no es este comportamiento problemático.

La ludopatía No es un vicio, No es un pecado, No es propio de personas débiles, negativas, “sin personalidad” ni tampoco de personas con mucho tiempo libre. La ludopatía o juego patológico es considerado un problema psicológico que afecta diversos aspectos de la vida (personal, familiar, laboral, social y económica).
La persona afecta su capacidad para poder autocontrolarse y le es difícil decir No siendo incapaz de aplazar el impulso o deseo por jugar.

Con frecuencia un familiar o las personas más cercanas van detectando los cambios en su estado de ánimo (irritabilidad, mal humor, poca tolerancia, preocupación intensa, ansiedad, insomnio, etc.)

No necesariamente aquella persona con un diagnóstico de ludopatía acude diariamente y a toda sala de juego que encuentra a su paso, sino más bien por lo general fija su atención en una o dos y puede acudir solo fines de semana, veces por semana, veces al mes. Según la Asociación Americana de Psiquiatría (APA, 1995) el comportamiento de juego desadaptativo  será caracterizado por lo menos  por cinco o más de los siguientes criterios:

  • Preocupación por el juego (ej., preocupación por revivir experiencias pasadas de juego, compensar ventajas entre competidores o planificar la próxima aventura, o pensar formas de conseguir dinero con el que jugar).
  • Necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para conseguir el grado de excitación deseado.
  • Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego.
  • Inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o detener el juego.
  • El juego se utiliza como estrategia para escapar de los problemas o para aliviar la disforia (p.ej., sentimientos de desesperanza, culpa, ansiedad, depresión).
  • Después de perder dinero en el juego, se vuelve otro día para intentar recuperarlo (tratando de 'cazar' las propias pérdidas).
  • Se engaña a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el grado de implicación con el juego.
  • Se cometen actos ilegales, como falsificación, fraude, robo o abuso de confianza para financiar el juego.
  • Se han arriesgado o perdido relaciones interpersonales significativas, trabajo, pareja y oportunidades educativas o profesionales debido al juego.
  • Se confía en que los demás proporcionen dinero que alivie la desesperada situación financiera causada por el juego.

¿Cuáles son los factores de riesgo y protectores?

Cuando hablamos de factores de riesgo y protección nos referimos a características de personalidad, a una situación en particular o al contexto social que pueda incrementar la probabilidad de jugar y generar problemas a futuro.

Por ejemplo la alta proliferación o exceso de salas de juego que encontramos en las avenidas, calles y distritos del Perú es un factor de riesgo, están disponibles para todo público incluyendo jóvenes adolescentes, adultos mayores, etc., como única fuente de diversión y adquisición de dinero fácil.

No saber organizar mi dinero, buscar la inmediatez, escasas estrategias de afrontamiento ¿podrían ser también factores de riesgo?, la respuesta es Si.

Por lo contrario, un factor de protección será toda aquella situación, contexto o característica de personalidad que disminuirá la probabilidad de un riesgo, por ejemplo saber aplazar los impulsos, poder decidir que es beneficioso para mi (autocontrol), ser autoorganizado/a, poder encontrar muchas otras alternativas de diversión que el juego, etc.

Es importante destacar el papel protector o de riesgo que puede tener la familia en la prevención de esta conducta problemática.

¿Qué tipos de tratamientos existen?

La mayoría de casos son abordados desde la perspectiva del drogodependiente bajo una modalidad de internamiento dejando de lado la función del familiar. Otro tipo de abordaje es el médico-psiquiátrico dejando de lado la intervención psicológica.

En CAT BARCELONA se ha demostrado la efectividad de programas especificos para esta patología.

¿Cuál es el tratamiento más efectivo?

Hablar de la efectividad de un tratamiento tiene que ver con múltiples factores desde la estructura, organización  del programa, estilo del terapeuta hasta con la adherencia o nivel de motivación de la persona que juega y el familiar que apoya.

Durante el proceso de cambio y de tratamiento son frecuentes los abandonos, las recaídas, la frustración del familiar al no ver avances, sin embargo, las intervenciones irán dirigidas a potenciar habilidades y capacidades propias que se vieron afectadas por el juego, se ofrecerán indicaciones, tareas, estrategias a realizar, es decir proporcionar un rol activo y de compromiso de la persona el cual garantizará un porcentaje muy alto de efectividad de un programa.

¿El Jugador Patológico o ludópata se cura?

Si. La persona luego de haber pasado por un proceso real y honesto de cambio puede llegar a rehabilitar sus capacidades, entre ellas su capacidad de autocontrol y otros comportamientos afectados por el juego.

En consulta escuchamos una frase muy clásica: “Déjate ayudar, acepta la ayuda de los demás aprendiendo a escuchar”. No solo observaremos los cambios en el o ella sino también en su entorno familiar, veremos como se empieza a ajustar y reanudar la comunicación y la confianza. No es un procesos mágico ni inmediato, pues así como empezó a jugar y adquirir comportamientos, formas de pensar distorsionadas producto del juego, lo mismo ocurrirá en el procesos de des – aprendizaje para dejar de jugar.

Por lo tanto estamos concluyendo que es un problema reversible del cual la persona puede rehabilitarse.

¿Cuáles son las consecuencias del Juego Patológico o Ludopatía?

Los jugadores patológicos tienden a tener una serie de problemas en distintas áreas de su vida a causa del juego.  Estas consecuencias son las siguientes:

  • Psicopatológicas: En el ámbito personal la persona  presenta tristeza, ansiedad, depresión, irritabilidad.
  • Familiares: En el entorno familiar y de pareja empieza ha existir una desatención familiar, falta de comunicación, alteraciones en la sexualidad, etc.
  • Laborales/ Académicas: En la situación laboral u académica disminuye su rendimiento en el trabajo, desmotivación, faltas injustificadas, lo que puede propiciara el abandono del trabajo u estudios, despidos, etc.
  • Sociales: En el entorno social hay desatención de las amistades, disminución de las actividades de ocio, pérdida de relaciones significativas, etc.
  • Consumo de sustancias: En algunos casos uso y abuso de tabaco, alcohol, cocaína entre otras sustancias psicoactivas.
  • Legales: En las relaciones con la justicia, frecuentemente problemas a por motivos de estafas, robos y otras actividades delictivas.
  • Económicas: En el plano económico hay deudas y problemas de dinero relacionadas al juego.

¿Qué hacer si tengo problemas con el Juego Patológico?

Si existen indicios razonables de juego patológico, acudir a profesionales especializados en el tema.

  • Es difícil que un ludópata pueda dejar de jugar sin recibir ayuda, por mucha fuerza de voluntad que tenga o declare tener.
  • Muy pocas veces la ludopatía tiene una sola causa o circunstancia que la genere, por lo que requiere de la intervención de especialistas.
  • Es frecuente que el ludópata tenga ciertas características de personalidad inmadura, miedos, sentimientos de inferioridad y falta de responsabilidad.
  • La familia debe entender que se trata de una enfermedad y asumir la responsabilidad de acompañar y ayudar al paciente en el proceso de tratamiento.