CAT Barcelona

CAT-Barcelona Especialistas en ADICCIONES y PROBLEMAS PSÍQUICOS.

Contactar
CONTACTA
De conformidad con la LO 15/99 de Protección de Datos de carácter personal, le informamos que los datos personales que nos son remitidos a través de este apartado de contacto quedan incorporados en los sistemas de información de MAS TABA, SL., pasando a formar parte de un fichero automatizado titularidad de la misma, siendo utilizados, únicamente, para dar respuesta a su consulta o atender a su petición. Mediante la utilización del presente apartado de contacto, Ud. otorga su consentimiento expreso e inequívoco a la empresa para que proceda, en cumplimiento de los fines para los que han sido recogidos, al tratamiento de los datos personales facilitados, así como a las comunicaciones requeridas para tales finalidades. No obstante, en cualquier momento, usted podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición y, en su caso, cancelación, mediante comunicación escrita dirigida al domicilio socialde MAS TABA, S.L en Calle Anglínº 54, 08017 de Barcelona, España o bien a través de la dirección de email info@cat-barcelona.com

RET / Revista de toxicomanías y salud mental.

« Consultar todos los números de la revista RET

Nº12 / Distimia y depresión: disyuntiva en el tratamiento de un paciente con politoxicomanía

Historia del caso

El Sr. J. era un asistente de investigación de 41 años de edad cuando fue referido por primera vez para una consulta psicofarmacológica por depresión

Él y su psicoterapeuta, un psicólogo clínico con experiencia, pensaban que la terapia de 18 meses de duración evolucionaba demasiado lentamente. 

Ambos lo atribuían principalmente a la invariable opinión negativa que el Sr. J. tenía de sí mismo. 

El Sr. J. se describía como infeliz desde siempre

Fue por primera vez a un terapeuta cuando tenía 5 años y siguió acudiendo a las consultas intermitentemente durante la pubertad. 

Recordaba que en la adolescencia se había sentido sin esperanzas y socialmente aislado

En los últimos años de instituto se intentó tirar en coche por un puente, pero dio marcha atrás en el último momento.

Tenía un buen potencial académico pero abandonó la universidad después de pocos trimestres. 

En las siguientes dos décadas se casó y divorció dos veces

Recibió psicoterapia por depresión, pero su disforia crónica continuó invariable. 

Tenía baja autoestima y poca energía pero pocos síntomas neurovegetativos de depresión

Aunque funcionaba por debajo de su potencial en el trabajo, nunca había sido incapaz de trabajar. 

De adulto, no había experimentado periodos de manía, hipopomanía o psicosis, nunca había intentado suicidarse y nunca había sido hospitalizado por depresión

A los 40 años, tras la ruptura de su segundo matrimonio, reinició psicoterapia individual por vez primera en una década.

El Sr. J. tenía un largo historial de politoxicomanía.

Empezó a fumar marihuana en la universidad y la consumió casi diariamente desde entonces. 

Inicialmente, pensaba que la marihuana facilitaba sus inhibiciones sociales. 

A los veinte años tuvo periodos en que fumaba hasta 12 porros al día y hasta una onza por semana. 

A los treinta años había reducido el consumo aproximadamente a un cuarto de onza a la semana pero seguía fumando diariamente.

Decía que había reducido el consumo para disminuir la fatiga y letargo asociados al consumo elevado.

También se sentía menos ansioso en las reuniones sociales y por tanto tenía menos necesidad de fumar.

El Sr. J. había evitado generalmente el alcohol hasta cerca de los cuarenta años.

En ese momento se casó con su segunda mujer, una gran bebedora

Durante los 3 años previos a su primera consulta psicofarmacológica, bebía la mayoría de las noches, a menudo hasta siete u ocho vasos de whisky

Obtenía pocos efectos positivos de la bebida, a parte de una excusa para no abandonar el hogar. 

Aunque el alcohol también le proporcionaba un sentimiento de alivio, el Sr. J. asociaba el consumo de alcohol con un empeoramiento en su depresión, menos energía y menor bienestar físico. 

No tenía blackouts, síntomas de abstinencia, enfermedades médicas o problemas legales relacionados con su consumo de alcohol.

El Sr. J. había consumido cocaína intermitentemente durante los 5 años previos a su demanda de tratamiento psicofarmacológico

La consumía por vía intranasal desde pocas veces al mes hasta una vez cada 2 o 3 meses. 

Había experimentado con el LSD tres veces en la universidad, pero nunca había probado opiáceos

En el momento de la evaluación había estado fumando dos paquetes de cigarrillos diarios durante 20 años.

CONTACTA
De conformidad con la LO 15/99 de Protección de Datos de carácter personal, le informamos que los datos personales que nos son remitidos a través de este apartado de contacto quedan incorporados en los sistemas de información de MAS TABA, SL., pasando a formar parte de un fichero automatizado titularidad de la misma, siendo utilizados, únicamente, para dar respuesta a su consulta o atender a su petición. Mediante la utilización del presente apartado de contacto, Ud. otorga su consentimiento expreso e inequívoco a la empresa para que proceda, en cumplimiento de los fines para los que han sido recogidos, al tratamiento de los datos personales facilitados, así como a las comunicaciones requeridas para tales finalidades. No obstante, en cualquier momento, usted podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición y, en su caso, cancelación, mediante comunicación escrita dirigida al domicilio socialde MAS TABA, S.L en Calle Anglínº 54, 08017 de Barcelona, España o bien a través de la dirección de email info@cat-barcelona.com