X
Revista de toxicomanías y salud mental - CAT Barcelona

Suecia y la Política de Drogas

Contacta y te asesoraremos

Suecia y la Política de Drogas

Se calcula que a mediados de la década del 50 había en Suecia aproximadamente cien toxicómanos

A principios de la década del 60 se los contaba por miles

Súbitamente Suecia se hallaba, al igual que muchos otros países en esa época, ante un fenómeno nuevo y anteriormente desconocido que muy pronto llegó a desatarse como uno de los más graves problemas de carácter social y médico que afectaba a la sociedad.

En esa época no existía todavía una política antidroga conjunta y la fuerza de ataque de la sociedad contra la creciente drogadicción consistía principalmente en medidas judiciales. 

La aduana incrementó sus medidas y acciones para detener el contrabando

La policía y los fiscales iniciaron una ofensiva destinada a detener y procesar a todos los que vendían drogas.

Pero las acciones policiales no eran suficientes para detener el avance de la toxicomanía

Al poco tiempo había un grupo de toxicómanos en grado de decadencia que por temor a las represalias no se atrevían a pedir ayuda contra su abuso

La crítica contra “la línea dura de acción” creció y la opinión que destacaba que los toxicómanos necesitaban recibir ayuda y asistencia comenzó a adquirir fuerza.

Pero a principios de 1960 todavía no existía ningún servicio especializado de asistencia para los toxicómanos y la atención que se les ofrecía –clínicas mentales, centros médicos tradicionales para alcohólicos y jóvenes socialmente inadaptados– consideraba que los jóvenes drogadictos eran excesivamente agresivos y extremados para poder ser atendidos en los programas de asistencia convencional de esa época.

Fue entonces que se dio inicio a un proyecto experimental de recetar drogas legalmente. 

La idea era poder limitar los estragos causados por la toxicomanía, tanto para la sociedad como para los drogadictos mismos. 

Se pensaba que al ofrecérseles drogas legalmente recetadas se establecería un diálogo con los toxicómanos y se les podría ofrecer atención y que con ello se podría mejorar su situación social y medicinal ya que, entre otras cosas, no necesitaría realizar actos criminales para financiar su toxicomanía.

Los médicos del proyecto aplicaron la llamada prescripción liberal de recetas, es decir que los pacientes mismos podían decidir tanto el producto como la dosificación deseada. 

La cantidad de pacientes que integraban el proyecto pasó de una decena al inicio en 1965 a unos 150 en 1967, año en que el proyecto fue definitivamente frenado. 

En realidad esta actividad había tenido una amplitud mucho mayor ya que muchos de los pacientes que integraban el proyecto habían provisto con regularidad sus amigos y conocidos con grandes cantidades de drogas adquiridas con receta médica. 

Esta vasta transferencia de drogas legalmente recetadas al mercado ilegal fue uno de los motivos por los cuales el proyecto fue cerrado.

Un estudio sociomedicinal realizado sobre los pacientes que integraban este experimento da una imagen de la situación de los toxicómanos antes y durante el periodo en que recibían las drogas por la vía legal. 

De dicho estudio se desprende por ejemplo, que entre los que integraban el experimento seguía habiendo la misma cantidad que perpetraba crímenes durante el año que recibían las drogas legalmente como durante los años anteriores, incluso se llegó a constatar un aumento en la cantidad de delitos por individuo. 

La delincuencia de drogas descubierta por la policía en el grupo de pacientes desapareció prácticamente de forma completa durante el periodo legal mientras que todos los demás tipos de delitos aumentaron.

Tanto los “delitos contra el público”, como por ejemplo los delitos, de circulación aumentaron en cifras relativas y absolutas.

Contacta y te asesoraremos

Formulario Contacto

Mensaje enviado correctamente. Gracias por contactar con nosotros
Falta Rellenar los campos obligatorios.

De conformidad con la LO 15/99 de Protección de Datos de carácter personal, le informamos que los datos personales que nos son remitidos a través de este apartado de contacto quedan incorporados en los sistemas de información de MAS TABA, SL., pasando a formar parte de un fichero automatizado titularidad de la misma, siendo utilizados, únicamente, para dar respuesta a su consulta o atender a su petición. Mediante la utilización del presente apartado de contacto, Ud. otorga su consentimiento expreso e inequívoco a la empresa para que proceda, en cumplimiento de los fines para los que han sido recogidos, al tratamiento de los datos personales facilitados, así como a las comunicaciones requeridas para tales finalidades. No obstante, en cualquier momento, usted podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición y, en su caso, cancelación, mediante comunicación escrita dirigida al domicilio socialde MAS TABA, S.L en Calle Anglínº 54, 08017 de Barcelona, España o bien a través de la dirección de email info@cat-barcelona.com

C/ Anglí, 54, 08017 Barcelona – España